martes, 4 de febrero de 2020

SHORT SQUEEZE

El short squeeze es un fenómeno que se da en las posiciones bajistas. Literalmente vendría a significar algo así como "presión o estrangulamiento sobre los cortos".

Las posiciones cortas son ventas que se realizan sobre un activo que no se tiene, lo que implica un compromiso de compra.

El problema que tienen las posiciones bajistas frente a las alcistas es que si se compra un activo con la idea de que suba lo máximo que se puede perder es el 100%, que no es poco. Por un contrario si la posición es bajista este puede subir y subir, lo que puede implicar una pérdida del 100, 200, 500%... y así hasta el infinito y más allá.

El broker permite las posiciones cortas bajo una garantía de compra. Como es lógico no le vale con la buena palabra del inversor. Podrás exponerte tanto y cuanto como tu liquidez y activos avalen. Si el valor por el que se apuesta a la baja por un contrario sube y sube puede ocurrir que el broker de manera automática cierre la posición comprando los valores al precio del momento con la consiguiente pérdida para el inversor.

Si esta circunstancia concurre de manera masiva en un valor con no mucha oferta es cuando se da el referido fenómeno del short squeeze. Las posiciones vendedoras se ejecutan al precio que se oferte, cualquiera que sea, lo que mete al precio en una espiral de frenético ascenso.

Huelga decir que este tipo de situaciones, sobre todo en sus versiones más extremas como la de Volkswagen en 2008, llevan a la bancarrota a los especuladores más arriesgados. Este fenómeno lo estamos viendo ahora (en febrero del 2020) con Tesla. ¿Hasta dónde llegará? Veremos, pero hasta la fecha todo lo que sube cae.


No hay comentarios :

Publicar un comentario