martes, 4 de febrero de 2020

TRADING: LARGOS Y CORTOS

Una cosa muy sencilla pero que descoloca un poco cuando llegas al mundo de la inversión es eso de ir largo o ponerse corto. Vamos a dar una rápida definición por aquello de aclarar conceptos.


LARGOS


Éste es fácil de entender. Uno compra un activo, por ejemplo acciones de una empresa, y espera que su precio sube. Cuanto más sube, más gana. Lógico.

A los que tienen posiciones largas o de compra también se les denomina toros o alcistas.

CORTOS


Éste término sorprende mucho a los recién llegados. Aquí lo que se hace en verdad es vender. ¿Qué vendes? Pues, siguiendo con las acciones, lo que vendes es un número de valores que no tienes pero que te comprometes a comprar.

O sea, le hemos dado la vuelta a la cosa. Aquí se vende antes de comprar, por lo que se espera que el precio baje, pues cuanto más barato lo acabe comprando mejor.

A los que tienen posiciones cortas o de venta también se les denomina osos o bajistas.

Voy a poner en este caso un ejemplo con un piso para entender mejor el concepto:

Manuel lleva tiempo descontento con como le van las cosas. Necesita hacer un reset. Casualidades de la vida le surge un trabajo para tres años en una explotación petrolera en el Mar del Norte. Estárá medio esclavizado, pero ganando una gran cantidad de dinero que además no podrá gastar. Así pues decide comprar un piso para cuando vuelva a España. Llama a un profesional y le vende uno por 100.000 €.

Él profesional no tiene dicho piso, pero como lo ha vendido tiene la obligación de comprar uno para el momento de la entrega. Comoquiera que cuenta con un plazo de tres años y está convencido de que la vivienda va bajar prefiere esperar para hacer la adquisición. Así pues, si más tarde puede comprar por 80.000 € lo que a ha vendido a Manuel por 100.000 € tendrá ganancia. Si por un contrario se ha equivocado y la vivienda sube... Perderá dinero.

No hay comentarios :

Publicar un comentario